Nuestra capacidad expresiva en peligro por las nuevas tecnologías

Nuestra capacidad expresiva en peligro por las nuevas tecnologías

Muchos de los investigadores en lingüística computacional y pedagogía, entre los que se encuentran Pierre Magistry – os dejo un enlace a sus publicaciones más abajo – insisten en que nuestra capacidad para expresarnos podría estar en retroceso debido a la simplificación del lenguaje que se lleva a cabo con el uso continuado y abusivo de los “lenguajes” de las nuevas tecnologías. El peligro existe, es real.

Una de las capacidades que nos diferencian del mundo animal es nuestra comunicación – sobre todo abstracta – y la escritura como sistema complejo de transcripción del pensamiento.

En un mundo en el que el ser humano parece tiranizado por los ordenadores, los teléfonos inteligentes y el consumo casi patológico de las redes sociales, cada vez encontramos más dificultades para expresarnos si no es a base de emoticonos, gif, avatares o dudamos de nuestra ortografía si no tenemos un corrector activo…

Debemos ser conscientes de que la sustitución de alfabetos complejos, perífrasis, frases subordinadas ricas en conectores que aportan suticezas a la expresión por versiones simplificadas adaptadas a los teclados, a la inmediatez, combinado con la pérdida de nuestra habilidad ortográfica debido al uso de correctores o sistemas de escritura “intuitiva”, la explosión incontrolada de formas gráficas y léxicas, pobre integración virtual de dialectos e idiolectos… Todo ello trae consigo un empobrecimiento de nuestros procesos comunicativos, que dada la plasticidad de nuestro cerebro, no tardará en adaptarse por supervivencia a “ese nuevo medio” que puede ser, quién sabe, el fin del pensamiento individual o de nuestra maravillosa capacidad de razonamiento…

Sin caer en alarmismos, quizá debemos comenzar a plantearnos esta posibilidad para equilibrar el proceso…

Fuentes EN / FR / CN : https://pierre.magistry.fr/Publications

Imagen: Gerd Altmann