NATIVEL PRECIADO

“La caza furtiva da cantidades ingentes de dinero, por eso mueve tanto y hace tanto daño”.

NATIVEL PRECIADO | EL SANTUARIO DE ELEFANTES | EDITORIAL PLANETA

“Yo quería hace tiempo dar a conocer cómo era el mundo de un sector pequeño de la sociedad que son estos ricos desaprensivos, insaciables, que por lo general sus fortunas no son limpias y todo lo que tienen les parece poco. (…) Se me ocurrió que África era lo opuesto a la mezquindad de algunos personajes. Y por eso los sitúo frente a la naturaleza africana, frente a la grandiosidad de los elefantes y frente a la grandeza también de los africanos…”

NATIVEL PRECIADO

Nativel Preciado es periodista, novelista y analista política. Fue cronista parlamentaria en la Transición y durante cuatro décadas ha trabajado en los principales medios de prensa, radio y televisión. Ha recibido numerosas distinciones por su trayectoria periodística, entre otras, el Premio Francisco Cerecedo, el Víctor de la Serna, la Pluma de Plata, el Premio de Honor de la Asociación de la Prensa y el de Periodismo Internacional Manuel Alcántara a toda una vida profesional.

Es autora de ensayos, entre los que destacan Fuera de campo, El sentir de las mujeres, Amigos íntimos, Extrañas parejas, Hablemos de la vida (con José Antonio Marina), Nadie pudo con ellos, Si yo tuviera cien mil seguidores y Hagamos memoria, así como de las novelas El egoísta, finalista del Premio Planeta 1999, Bodas de plata, Camino de hierro, Premio Primavera de Novela 2007, Llegó el tiempo de las cerezas, Canta solo para mí, Premio Fernando Lara de Novela 2014, y El Nobel y la corista.

Actualmente colabora en InfoLibre y en diversos programas de TVE y de Atresmedia.

editorial PLANETA

Una pareja de multimillonarios españoles, Marcos y Elisabeth Blum, decide organizar un viaje a Tanzania. Durante una cena reúnen a sus potentados amigos Carlos, Eduardo, Mery, Antoine y Adriana, con el fin de convencerlos de que inviertan en unos lucrativos terrenos en África para blanquear su dinero procedente de negocios turbios. Más tarde se unirá al grupo Julia Soros, una fotógrafa joven e intrigante.

El viaje, mezcla de negocios y placer, se convierte en un infierno. Los personajes viven escenas grotescas, sufren accidentes, enferman y se enfrentan entre ellos con auténtica saña. La expedición se complica hasta la locura.;;

África parece vengarse de estos tipos frívolos, amorales y llenos de codicia que han ido a apropiarse de sus tesoros. Solo una de las protagonistas, la más generosa y sensible, logrará salvarse de la maldición de los elefantes.

ESCUCHA
LA ENTREVISTA

Cuando era niña tenía la firme convicción de que iba a cambiar el mundo, como nos pasa a la gran mayoría de las personas cuando somos niños… Tenía un plan: cuando fuese mayor no tendría hijos, iba a adoptar un niño de cada cultura para demostrar al mundo que se podía vivir en paz, y lo haría con mi ejemplo. No sé por qué ingenuidad maravillosa que nos otorga la niñez pensaba que, al ver que todos esos niños convivían en armonía, todos entenderían que era posible y el mundo cambiaría…

Con la edad y la experiencia vas poco a poco perdiendo esa inocencia y entendiendo que todo es más absurdamente complicado, que existen intereses más allá de la ética, la moralidad y de nuestra propia comprensión, que todo está más enmarañado de lo que parece a simple vista y que hay personas que no desean vivir en paz. Quizá porque cuando vives en paz y en el respeto a la vida, al entorno y a los demás no deseas masacrar a nadie ni humillarlo, tampoco deseas apropiarte de sus pertenencias o de su tierra, no sueñas con pertenecer a un grupo selecto que se considera superior a los demás respondiendo a ese invento social llamado clase o estamento donde el dinero no sólo es el medio, no nos confundamos, lo es todo, es el poder que creen merecer.

Quizá si hiciésemos un esfuerzo de salir de la ecuación, situarnos fuera del problema, si fuésemos capaces de mirar nuestra organización social desde fuera… ¿no caeríamos en la cuenta de que es ridícula? Me refiero a que una persona se sienta superior a otra y con derecho a destruirla porque se considera miembro de una clase social superior… Y más sorprendente aún… Si al parecer la mayoría de las personas del planeta deseamos vivir en paz, a través de qué sistema insidioso se habría instaurado la opresión de una mayoría por una minoría, por ejemplo…

Esa es parte de nuestra organización, una organización jerárquica que sitúa a unos seres humanos sobre otros – cuando todos somos prisioneros de las mismas necesidades biológicas -, una sociedad en la que, como en las muñecas rusas, los insaciables destruyen, roban, masacran, humillan a otros continentes, a otros países, a otras ciudades, a otros pueblos, a otras personas, aniquilan animales y devastan tierras… Aunque también se atacan entre ellos porque, como en ‘Los inmortales’, ‘sólo puede quedar uno’ en la cúspide o sólo uno puede llevarse el mejor cacho de carne… Y claro, esos seres ni se inmutan de los sueños de un mundo mejor y en paz de una niña que es un pequeño grano de arena en el desierto, esos seres nunca entenderán el deseo de paz de nadie porque sufren la enfermedad del poder y son voraces eternos como la nada.

Hoy en ‘Voces’ Nativel Preciado nos habla de ‘El Santuario de los elefantes’ una novela en la que, según palabras de la autora “… quería hace tiempo dar a conocer cómo era el mundo de un sector pequeño de la sociedad que son estos ricos desaprensivos, insaciables. (…) Se me ocurrió que África era lo opuesto a la mezquindad de algunos personajes. Y por eso los sitúo frente a la naturaleza africana, frente a la grandiosidad de los elefantes y frente a la grandeza también de los africanos…”

¡Si te ha gustado compártelo!

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on skype
Share on email
Share on telegram
Share on vk
Share on tumblr

VOCES

Bienvenidos a VOCES, un nuevo programa de VItakora en el que nos daremos cita con especialistas en diferentes disciplinas, así como autores, artistas, comunicadores y en definitiva todas las personas que tengan una historia que contar, porque todas las voces importan.

En este espacio el objetivo es compartir nuestras experiencias y aprender los unos de los otros, aprender a mirar la vida con otras miradas, desarrollar la empatía y entendernos todos un poco mejor desde el respeto y la humildad.

Voces es un programa exclusivo de V.Iták-Ora que podéis encontrar también en plataformas como Youtube o Ivoox. Si tenéis una historia que contar ¡este es vuestro espacio! Podéis participar escribiendo a contacta(arroba)vitakora.club

¡Escucha o descárgate gratis el programa que te guste!

Entrevistas

Reseñas

Reflexiones

Contenido disponible en: