1

Los Ausentes de Juana Cortés Amunárriz

Los Ausentes es un thriller, un buen thriller y es el lector el que marca hasta dónde quiere llegar, “qué capa de la cebolla va a quitar” porque podemos hacer dos lecturas: una rápida si buscamos la intriga y una profunda si deseamos ahondar en la complejidad de los personajes y en el sentido de la poesía desgarradora de la ausencia y la voz atronadora de la violencia.

Os dejo la reseña para alimentar vuestra curiosidad: reseña de Los Ausentes

2

Los Ingratos de Pedro Simón

Pedro Simón nos invita a reflexionar sobre la soledad, el recuerdo y los viajes vitales.  Nos habla de lo ingratos que somos con las personas de nuestro pasado, con esa generación catapulta que nos ha proporcionado los cimientos de nuestra vida.

Un viaje precioso de la infancia a la adolescencia de un amor desmedido y poco comprendido por el qué dirán. 

3

¡Vergüenza! El escándalo de las residencias

En este caso Manuel Rico ha realizado una profunda tarea de investigación que nos hace reflexionar sobre los modelos de gestión de las residencias así como sobre los factores que convirtieron a algunas de ellas en “trampas mortales”. Un análisis crudo pero necesario para replantearnos nuestras responsabilidades como sociedad. 

4

No hay gacelas en Finlandia de Dimas Prychyslyy

¿Qué clase de persona somos si vivimos a través de los demás? En esta novela, ganadora del Premio 25 Primaveras 2021 de la Editorial Espasa, su autor nos lleva a reflexionar a través de un misterio, sobre el sentido de la vida con unos personajes que son piezas del puzle de nuestra sociedad, pero esas piezas a las que se les suele dar poca importancia. Una novela sugerente y original que marca un nuevo género aglutinador de las tendencias surgidas del papel de las redes sociales en nuestras vidas… 

5

El dominio mental de Pedro Baños

En este nuevo libro del Coronel Baños reflexionamos sobre la perversión del poder a través de control mental.  

El poder, como estructura de control de la masa, no ignora que esta es manipulable por medio del contagio sugestivo, ni que tiene sed de sometimiento y demanda ilusión, fantasía y afectividad. Para lograr este dominio mental existen técnicas muy sofisticadas, como el lavado de cerebro, que supone el adoctrinamiento repetitivo, el monopolio y control de la información y las comunicaciones, la anulación del sentido crítico, el refuerzo de las dependencias grupales y emocionales, la modificación y restricción de la dieta (reducción de glucosa y proteínas), y la despersonalización.

¡Escucha o descárgate gratis el programa que te guste!

Entrevistas

Reseñas

Reflexiones

LIBROS RECOMENDADOS