ALAITZ LECEAGA

“En esta novela quería rendir un pequeño homenaje a esos clásicos de misterio que yo misma como lectora he devorado.”

Fotografías autora: ©Rubén Blyth

Lo que la verdad esconde.

Por Lorena Ordóñez

En la mitología griega Lamia era una de las hijas de Poseidón, dios del mar. Esta tuvo muchos hijos con Zeus, pero los celos de Hera eran terribles y acabó con todos ellos. Ante tal tragedia, Lamia rota de dolor y enajenada por la rabia y la desesperación comenzó a buscar niños por doquier para devorarlos. Por ello se la considera una bruja maléfica cuyo nombre ha dado origen a las lamias, espíritus malignos considerados por los antiguos como perseguidoras de niños a los que succionan la sangre para devorarlos después.

Encontramos a las lamias en la mitología vasca, sin embargo, en el imaginario vasco se las asemeja más a ninfas del agua que a voraces destructoras de vidas. Se las suele describir como entes femeninos que habitan en cuevas, estanques o ríos y que, a pesar de tener pies de pato, gallina o cabra, son seres de gran belleza que embaucan a los hombres pudiendo, a su vez, enamorarse de ellos.

Alaitz Leceaga, premio de novela Fernando Lara 2021 con ‘Hasta donde termina el mar’ (Ed. Planeta), nos ha hablado precisamente de las lamias, en la entrevista que nos ha concedido para nuestro programa Voces. En su libro Alaitz combina la mitología griega y la vasca explorando los recovecos de la historia grabada en las rocas y susurrada por el viento de atmósferas inspiradas en Carlos Ruiz Zafón o en las hermanas Brontë. Así Alaitz se esmera en un bello proceso de escritura difuminando las fronteras entre el mundo real y el onírico sirviéndose además del imaginario colectivo de un pueblo de pescadores modulado por el mar que los define. Al más puro estilo de E.A Poe, Alaitz nos hace zozobrar entre la simbología de la muerte y de la resurrección, tejiendo una tela de araña que acabará pescándonos mientras nos perdemos en las encrucijadas que pretenden llevarnos a la verdad… Una búsqueda de una verdad translúcida salpicada de secretos, una búsqueda que nos sitúa en el punto de partida de un fenómeno meteorológico imprevisible y destructor como es una galerna. ¿Cuánta verdad habrá en las leyendas del pueblo de EA en el que transcurre la acción?

Cuando hablamos de mitos y leyendas, nos referimos a hechos reales o fabulosos adornados con elementos fantásticos basados en el folklore y en los arquetipos del pueblo que las narra. Estas historias poseen un objetivo primero: provocar una serie de sentimientos en el oyente que le hagan recapacitar sobre sus propias acciones y convicciones pasadas, presentes o futuras. Los mitos y las leyendas se muestran ejemplarizantes y aleccionadoras pero necesitan de la participación del oyente. Sin él, carecen de sentido. Esto ocurre también con los libros, sin el lector mueren sin haber vivido. De esto también nos habla Alaitz en su novela, confrontando al lector a sus propios límites en esa búsqueda constante de lo que la verdad esconde.

Intentar clasificar un mito o una leyenda según parámetros de verdadero o de falso es algo incongruente dada su naturaleza. En las leyendas, las fronteras entre realidad y ficción se difuminan siendo prácticamente imposible saber a simple vista si los hechos que se describen en ellas poseen base real o inventada… Pero ¿es realmente necesario saber si una leyenda es real? Llegados a este punto nos podríamos preguntar qué es la verdad porque ¿acaso no es real para el creyente el dios al que profesa su fe? ¿Acaso no es real el miedo que puede suscitar la leyenda del hombre del saco en los niños? ¿Acaso no son reales los sentimientos que nos provocan las historias legendarias? Sabiendo que los sentimientos se sienten, se experimentan, esa propia experiencia va a modificar nuestra conducta en base a ellos. Si negamos la verdad de los misterios que nos rodean, estaremos negando que las consecuencias derivadas de ellos sean reales. 

En una sociedad cada vez más materialista, tendemos a desproveer de veracidad a todo aquello que no podemos demostrar y esa postura, en su radicalismo, nos empobrece. No podemos considerar verdad únicamente la realidad tangible. Negar la verdad del misterio, de las leyendas, de lo intangible sería un suicidio social puesto que podría extenderse a negar todo aquello que no contase con un estado observable, demostrable o cuantificable. Por ende, diríamos adiós a la verdad de las leyendas, de los mitos, pero también desecharíamos la verdad de la intuición, del amor, de los sueños o de la esperanza. Ya no habría cabida para la definición de Saramago del ser humano: “Dentro de nosotros existe algo que no tiene nombre y eso es lo que realmente somos”…

portada_hasta-donde-termina-el-mar_alaitz-leceaga_portada

«A pesar de su edad, a Ulises le seguían fascinando las leyendas locales y las historias sobrenaturales que se apartaban de lo establecido: lamias, monstruos marinos o barcos fantasmas… Aunque intentaba disimular su pasión por lo desconocido para no enfrentarse a la mirada de desaprobación de su padre.»

A lo largo de la historia la verdad ha cambiado de manos, sirviendo como estandarte de una supuesta libertad. Sin embargo, es el conocimiento el que siempre ha sido la llave de la libertad; un conocimiento sin sesgos, sin marcas, sin límites; un conocimiento que parte de uno mismo y se abre al universo. Y dentro de ese conocimiento, los mitos y las leyendas tienen su lugar, su rol y nos hablan de nuestra esencia, del lugar del que venimos. Por eso son verdad y forman parte de nosotros, nos empujan a ir más allá de lo que la verdad esconde o de Hasta donde termina el mar

Escucha la entrevista

Hasta donde termina el mar
Premio Fernando Lara 2021

Escucha un fragmento

Cortesía de la Editorial Planeta

VOCES

Bienvenidos a VOCES, un nuevo programa de VItakora en el que nos daremos cita con especialistas en diferentes disciplinas, así como autores, artistas, comunicadores y en definitiva todas las personas que tengan una historia que contar, porque todas las voces importan.

En este espacio el objetivo es compartir nuestras experiencias y aprender los unos de los otros, aprender a mirar la vida con otras miradas, desarrollar la empatía y entendernos todos un poco mejor desde el respeto y la humildad.

Voces es un programa exclusivo de V.Iták-Ora que podéis encontrar también en plataformas como Youtube o Ivoox. Si tenéis una historia que contar ¡este es vuestro espacio! Podéis participar escribiendo a contacta(arroba)vitakora.club

¡Escucha o descárgate gratis el programa que te guste!

Entrevistas

Reseñas

Reflexiones

Contenido disponible en: